Instituto Brown

Noticias y Novedades

Alimentación Saludable en la escuela

Alimentación Saludable en la escuela

Alimentación saludable en la escuela

Nuestro instituto tiene por objeto promover la alimentación saludable, variada y segura de los niños, niñas y adolescentes en edad escolar a través de políticas de promoción y prevención, elaborando Pautas de Alimentación Saludable (PAS) específicas teniendo en cuenta los estándares difundidos por la OMS, organizaciones y profesionales especializados.
A lo largo del presente ciclo lectivo se implementarán Campañas de concientización con criterio pedagógico acorde a cada nivel educativo, dándole relevancia a la alimentación saludable y la actividad física regular, fomentando la importancia de la prevención de enfermedades derivadas de una mala alimentación.
En las reuniones mantenidas previamente al inicio de clases, con profesionales de la salud, nos informaron la importancia de incorporar en el almuerzo el agua, ya que su función no se centra solo en hidratar, sus beneficios son múltiples en las comidas, desde cambiar de sabores entre alimentos, hasta ayudar a la digestión.
Limpiar el paladar entre comidas y realzar los sabores de las preparaciones, por el conjunto de minerales que contiene, son algunas de las funciones que se atribuyen al agua en la mesa.
Un gran porcentaje de nuestro cuerpo es agua. Diariamente se pierde entre 2 y 3 litros de líquido a través de la respiración, el sudor, la orina, las heces, la respiración, la transpiración de la piel; una ingesta adecuada sería equivalente a recuperar lo perdido.
Cerca del 80 por ciento de las necesidades diarias de líquidos las aporta la ingestión de bebidas; el resto se adquiere a través de los alimentos sólidos. Cuando hablamos de nuestro sistema digestivo empezamos por nombrar a una parte muy importante, la boca (con todos sus componentes como los dientes, las encías, la lengua, etc.), que es fundamental en el procesamiento de los alimentos. Si nuestra boca tiene alguna enfermedad, nuestra salud física se verá afectada, nuestra digestión, e incluso nuestra autoestima
¿QUÉ BENEFICIOS SE TIENEN AL ESTAR HIDRATADO?
Estar hidratado es la base de una correcta nutrición y una buena salud.
-Se favorecen funciones vitales del organismo.
-Regula el funcionamiento de todas las células.
-Favorece el transporte de nutrientes y las sustancias orgánicas en el sistema circulatorio.
-Elimina toxinas y previene el estreñimiento.
-Mantiene el buen funcionamiento de los riñones.
-Regula la temperatura corporal.
-Ayuda a que el corazón funcione de manera saludable.
-Ayuda en la función cerebral y la capacidad de concentración
-Ayuda a la amortiguación de las articulaciones y al buen funcionamiento de los músculos.
-Preserva el buen estado de la piel, su elasticidad y la protege de agresiones externas.
Si bien, el consumo de líquidos es importante, al mismo tiempo es necesario cuidar qué se consume y en qué cantidad
La ingestión de energía proveniente de las bebidas representa el 21 por ciento del consumo total de energía de adolescentes y adultos. Las bebidas representan la quinta parte de la energía que consumen.
Argentina tiene un alto consumo de bebidas con aporte energético (refrescos, jugos de futas, aguas frescas; café preparado; lo que genera daños a la salud.
Un alto consumo de bebidas con aporte energético o endulzadas incrementan el riesgo de sobrepeso, obesidad y diabetes. Es importante beber agua sin tener sed.
.


Otros cuidados…
¿Qué es la higiene oral?
La higiene oral comprende los procesos que mantienen limpios y sanos a nuestras encías, dientes, lengua y la boca en general, permitiéndonos tener un aliento fresco, conservar nuestras piezas dentarias y no sufrir molestias. La higiene dental tiene que formar parte de nuestros hábitos, realizando una limpieza de nuestros dientes al menos dos veces al día.
¿Por qué es importante la higiene bucal?
La importancia de la higiene bucal está en que nos permite mantener a nuestras encías sanas, con lo que nuestros dientes se mantendrán saludables y podrán cumplir su función. Además podremos evitar otras enfermedades y complicaciones, como las siguientes:
Según la Academia de Odontología General, existe una relación entre la enfermedad de las encías (periodontal) y complicaciones de salud como un accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca. Las mujeres con enfermedad de las encías también muestran una mayor incidencia de nacimiento de bebés prematuros.
Otras investigaciones muestran que más del 90% de las enfermedades sistémicas (enfermedades que afectan a varios órganos o a todo el cuerpo) tienen manifestaciones bucales, incluyendo encías inflamadas, úlceras en la boca y sequedad de boca.
La mala salud oral puede conducir a problemas. Si no se cuidan los dientes y encías, se puede sufrir dolor oral y facial, pérdida de dientes, problemas con el corazón y otros órganos importantes (por las infecciones de boca), problemas de digestión que pueden llevar a una insuficiencia intestinal o a un síndrome de colon irritable, entre otros.
¿Cómo se puede tener una buena higiene bucal?
Es necesario acudir al dentista regularmente, al menos dos veces al año, sobre todo en los niños, donde viendo los dientes, además, se puede detectar una mala nutrición, alteraciones del crecimiento y del desarrollo y una mala alineación de la mandíbula. También en casa es necesario que se cuide la salud bucal todos los días haciendo lo siguiente:
• Cepillando los dientes durante dos o tres minutos, por lo menos dos veces al día, con pasta dental fluorada.
• Utilizar hilo dental diariamente para eliminar la placa de los lugares que el cepillo no puede alcanzar.
• Comer una dieta saludable para proporcionar los nutrientes necesarios (vitaminas A y C, en particular) para prevenir la enfermedad de las encías.
Hoy los niños de Primaria, llevan de obsequio un estuche para que guarden la pasta dental y el cepillo. Todos los días deberán traerlo para adquirir la rutina de realizar una higiene bucal luego del almuerzo
La salud bucal es muy importante para que estemos bien, por lo que es necesario que nos preocupemos de hacernos el hábito de lavarnos los dientes de la forma adecuada y que vayamos al dentista como es recomendado. Como siempre, es mejor prevenir que curar.

Scroll to Top